Conociendo Berlín

Nos levantamos temprano para llegar pronto al Reichstag, ya que se forman colas muy largas para poder subir a ver su cúpula. Recorrimos otra vez Unter den Linden (una más de las innumerables veces que lo hicimos) y cual fue nuestra sorpresa que cuando llegamos no se podía subir porque la cúpula estaba llena de nieve.

Continuamos nuestro itinerario y llegamos al Monumento al Holocausto Judío, a la izquierda de la Puerta de Brandenburgo. El monumento es un mar de bloques (2711 en total) de cemento de distintos tamaños alineados, donde el visitante puede perderse por su interior. Fue inaugurado en 2005 su diseñado por el arquitecto neoyorquino Peter Eisenman.

Seguimos nuestra ruta hasta llegar a Checkpoint Charlie, en Friedrichstrase, el paso fronterizo más famoso de Berlín. Separaba la zona soviética de la parte controlada por los americanos. Allí hay un museo donde puedes ver entre ora muchas cosas como se las ingeniaba la gente para cruzar de una parte a otra del muro. El precio del museo es de 12.5 euros. Nosotros no entramos, seguimos caminando hacía el museo judío.

El Museo Judío (precio de la entrada: 5 euros). Como llegamos pronto no encontramos cola, pero al salir había mucha gente. En el museo puedes pasarte horas y horas, hay infinidad de cosas para ver. La verdad que si que recomiendo su visita. Al final pasamos casi 4 horas allí y porque pensamos que no podíamos perder más tiempo ya que aún nos quedaban muchas cosas por ver.

Regresamos caminando hacia la Isla de los Museos, donde se encuentran unos cuantos museos y galerías. El más importante es el Museo del Pérgamo, donde no pudimos entrar hoy porque cerraban a las 16:00 ya que era 31 de diciembre.

En la propia Isla de los Museos se encuentra la Catedral de Berlín. Berliner Dom. La entrada son 5 euros. La verdad que la catedral es igual de espectacular por fuera que por dentro. Además puedes subir a la cúpula desde donde hay unas magníficas vistas.
En la parte inferior se encuentra la cripta de los Hohenzollern, donde se hallan en sarcófagos los miembros de la familia Hohenzollern.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.