Fin de año en Berlín

La Nochevieja de Berlín es una de las más famosas de Europa y una en las que más gente acude.
La fiesta empieza a las 18:00 de la tarde. En la parte de detrás de la Puerta de Branderburgo hay montado un gran escenario donde numerosos actuan numerosos cantantes.
La gente se va situando en la Avendida 17 de junio, la cual atraviesa Tiergarten. Un gran parque situado en el centro de Berlín. Durante más de 2 km se sitúan uno al lado de otro, decenas de puestos tanto de bebida como de comida.

El acceso al recinto está controlado por la policía. No te dejan meter bebida dentro, ni tampoco petardos, cosa que se agradece.

Nosotros salimos del hotel sobre las 8 de la tarde. A esas horas ya había muchísima gente por los alrededores y la entrada en el recinto era con cuenta gotas porque la policía cacheaba a todo el mundo.


Cenamos comida típica alemana en unos de esos puestos: salchichas y sus condimentos. No recuerdo una cena de fin de año más barata que ésta. La verdad que luego la espera se hizo eterna, hacía muchísimo frío y estaba cayendo una nevada considerable, lo que hizo, según nos comentaron, que hubiera mucha menos gente de lo habitual.

Mientras, en el escenario seguían actuando varios grupos. A las 23:59 paran la música y una presentadora dice que ya queda poco y cuando faltan 15 segundos se realiza la cuenta atrás. A continuación disparan un castillo de fuegos artificiales.

Luego, una vez sales del recinto, eso parece la tercera guerra mundial. Salen petardos de todos lados. Y eso que nosotros somos valencianos y estamos acostumbrados a los petardos, pero allí están locos. Te tiran petardos a los pies, al aire. Gente desde los balcones tirando petardos a la gente de la calle. ¡Una locura!

A pesar los petardos, del frío y de la nieve valió la pena pasar el fin de año frente a la Puerta de Brandenburgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.