Carretera Grossglockner

De Innsbruck hicimos muchos kilómetros hasta llegar a al principio de la espectacular carretera Grossglockner. Nosotros hicimos el recorrido de Heiligenblut hasta Zell am See.

Heiligenblut es un pequeño pueblo muy bonito que hay antes de empezar la carretera y donde paramos a comer.

Grossglockner, su nombre viene del pico de la montaña más alta del país. Situada en pleno Parque Nacional de Hohe Tauern.

La entrada a esta maravillosa carretera cuesta 28 euros por vehículo. Solamente se puede visitar entre los meses de mayo a octubre. Al entrar te dan un mapa y te indican los diferentes puntos en los que puedes detenerte explicándote cada uno de ellos.

El punto más precioso es al desviarte para subir hacía el glaciar Pasterze. Había una cola para subir de unos 40 minutos. El glaciar es precioso. Había cantidad de gente. Tuvimos suerte y nos hizo un tiempo increíble.

La carretera avanza dando curvas y subiendo desnivel y vas realizando las paradas indicadas.


Es una carretera muy turística y está llena de coches, motos, gente en bicicleta…Los paisajes y las vistas son una maravilla por lo que sí se puede es muy recomendable recorrerla.


Quisimos adelantar camino en nuestra ruta por Austria y reservamos un hotel a más de 2 horas de Zell am See, en Obertrauner. Demasiado lejos, demasiados kilómetros para un mismo día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.